lunes, 27 de septiembre de 2010

FRASE CÉLEBRE

Nunca te creas mejor que los demás pero tampoco rebajes tus condiciones para hacerte inferior a nadie.

Autor: Anónimo

domingo, 26 de septiembre de 2010

"Retrato de un artista adolescente" de James Joyce



SINOPSIS:
La publicación en 1914 de "Dublineses" coincidió con la terminación del Retrato del artista adolescente, que innovó el género de la novela al desplazar su centro de gravedad hacia la perspectiva en que el protagonista sitúa los acontecimientos que vive o padece. La traducción de Dámaso Alonso permite apreciar en toda su riqueza los valores de esta obra fundamental de la narrativa contemporánea.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

HAIKU

Dentro llevo el otoño


fuera se alza la luna


intachable y sin embargo...



Autor: Issa

martes, 21 de septiembre de 2010

FRASE CÉLEBRE

No puedes enseñárselo todo: sólo puedes ayudarle a encontrarlo por sí mismo.

Autor: Galileo Galilei

sábado, 18 de septiembre de 2010

Sobre la trama de la novela - John Gardner

Sólo el escritor que ha llegado a comprender lo difícil que es contar una historia de excepcional calidad -sin manipulaciones fáciles, sin romper su continuidad, sin jactancia ni cohibición- está en condiciones de apreciar en su totalidad la "generosidad" de la ficción.

En la mejor ficción narrativa, la trama no es una sucesión de sorpresas, sino una sucesión cada vez más emocionante de descubrimientos, o de momentos de comprensión. Uno de los errores más habituales de los escritores noveles (de los que entienden que escribir novela es contar historias) es creer que la fuerza del relato radica en la información que se retiene, es decir, en que el escritor consiga tener al lector siempre en sus manos, para descargarle el golpe definitivo cuando menos se lo espera. La ficción avara es aquélla en la que el autor se niega a tratar al lector de igual a igual.

Supongamos, por ejemplo, que el escritor ha decidido contar la historia de un hombre que se traslada a vivir a una casa que está al lado de la casa de su hija, una jovencita que no sabe que su nuevo vecino es su padre. El hombre -llamémosle Frank- no le dice a la muchacha -que podría llamarse Wanda- que es hija suya. Se hacen amigos y, a pesar de la diferencia de edad, ella comienza a sentirse atraída sexualmente por él.

Lo que el escritor necio o inexperto hace con esta idea es ocultarle al lector la relación padre-hija hasta el último momento, y al llegar a este punto salta y exclama: "¡Sorpresa!" Si el escritor cuenta la historia desde el punto de vista del padre y se guarda un detalle tan importante, no respeta el tradicional pacto lector-escritor, es decir, le hace una jugarreta al primero.

Por otro lado, si la historia está contada desde el punto de vista de la hija, el recurso es legítimo porque el lector sólo puede saber lo que la chica sabe. Lo que ocurre entonces, sin embargo, es que el escritor hace mal uso de la idea. En esta historia, la hija es simplemente una víctima, puesto que no conoce los hechos que le permitían optar por alternativas, a saber: afrontar sus sentimientos y tomar una decisión, bien aceptando el papel de hija, bien escogiendo violar el tabú del incesto.

Cuando el personaje central es un víctima, no quien actúa, sino sobre quién se actúa, no puede haber auténtica intriga. Es cierto que en la gran narrativa no siempre es fácil distinguir si el personaje central es al mismo tiempo agente. La institutriz de Otra vuelta de tuerca negaría rotundamente que está actuando en complicidad con las fuerzas del mal, pero poco a poco, con gran horror por nuestra parte, nos damos cuenta de que así es.(...)

En el análisis final, la verdadera intriga viene con el dilema moral y la valentía de tomar decisiones y actuar en consecuencia. La falsa intriga proviene de la sucesión absurda y accidental de los acontecimientos. El escritor más hábil o experto proporciona al lector, a su debido tiempo, la información necesaria para comprender la historia, con lo que éste, a medida que lee, en lugar de preguntarse "¿Qué les ocurrirá ahora a los personajes?" lo que se plantea es: "¿Qué hará Frank a continuación? ¿Qué diría Wanda si Frank decidiera...?" y así sucesivamente.

Al entrar en la historia de esta forma, el lector siente auténtica intriga, o lo que es lo mismo, auténtico interés por los personajes. Toma parte activa, por secundaria que sea, en el desarrollo de la historia: especula, intenta prever, y como se le ha proporcionado información importante, está en situación de advertir el error si el autor extrae conclusiones falsas o poco convincentes, si fuerza el desarrollo en una dirección que no sería natural, o si atribuye a los personajes sentimientos que nadie tendría de hallarse en lugar de éstos.

(...) La moralidad de la historia de Frank y Wanda no reside en que éstos opten por no cometer incesto o decidan que sí lo cometerán. La buena narrativa no se ocupa de los códigos de conducta -o, en todo caso, lo hace indirectamente. El joven escritor que comprende por qué es más inteligente presentar el caso de Frank y Wanda como una historia de dilema, sufrimiento y necesidad de optar por una u otra alternativa, está en situación de comprender la generosidad de la buena narrativa. El escritor inteligente, para conferir fuerza a su relato, confía en los personajes y en el argumento, y no en la treta de guardarse información, ni siquiera en hacerlo al final.

Dicho de otra manera, el escritor procede abiertamente, evoluciona en la cuerda floja, sin red. Y también es generoso en el sentido de que, a pesar de su dominio de las técnicas narrativas, sólo recurre a las que convienen a la historia: es, literalmente, servidor de ésta y no un doncel que utiliza la historia como mera excusa para alardear. Aunque esto no quiere decir que el escritor no conceda importancia a la realización. Las técnicas que emplea porque la historia lo exige las emplea con brillantez. Trabaja totalmente al servicio de la historia, pero con elegancia.

(...) La buena novela tiene hondura intelectual y emotiva, lo cual significa que una historia cuya idea central sea estúpida, por brillantemente contada que esté, lo será igualmente. Tomemos un ejemplo sencillo. Un joven periodista descubre que su padre, que es el alcalde de la ciudad y que ha sido siempre un héroe para él, en secreto posee burdeles y sex-shops y practica la usura. ¿Descubrirá el pastel el hijo? Sean cuales fueren sus actividades secretas, ha sido el padre de nuestro periodista quién le ha enseñado todos los valores que defiende, entre ellos la integridad, la valentía y la conciencia social. ¿Qué hará el periodista?

¿Y a quién le importa? Como planteamiento es una imbecilidad. Su primer error es que el conflicto que presenta (¿qué es más importante, la integridad o la lealtad personal?) carece de interés. Es tan obvio que la integridad personal se puede someter a las exigencias de un tipo más elevado de integridad, que no vale la pena hablar de ello. Y en el caso de esta historia hipotética, la vileza del padre es de tal calibre que sólo a un tonto le atormentará la duda de si debe o no anteponer la lealtad personal.

El error más grave de esta idea es que no empieza por el personaje, sino por la situación. El personaje es la vida de la novela. El ambiente existe sólo para que el personaje tenga un entorno en el que moverse, algo que ayude a definirlo. El argumento existe para que el personaje pueda descubrir algo de sí mismo, y, en el proceso, revelar al lector cómo es él realmente: el argumento obliga al personaje a decidir y a actuar, lo transforma de estética construcción en ser humano vivo que toma decisiones y paga las consecuencias u obtiene recompensas.(...)

En casi toda buena novela, la forma básica -casi ineludiblemente- de la trama es: un personaje central quiere algo, lo persigue a pesar de la oposición que encuentra (en la que, quizá, se incluyan sus propias dudas) y gana, pierde o se inhibe.

Fuente: Ciudad Seva - Luis López Nieves http://www.ciudadseva.com/

jueves, 16 de septiembre de 2010

"El arte de la ficción" de John Gardner

SINOPSIS:
«este es un libro ideado para enseñar al escritor principiante y serio el arte de la ficción.
(…) Estas lecciones se presentan en dos partes que, en cierto modo, se superponen. En la primera parte formulo una teoría general de la ficción, aunque sea un repaso de la ficción ¾qué hace, cómo funciona¾ realizado de forma mucho más precisa que la habitual en los manuales del ramo. Comprender con la mayor claridad posible «qué pretende» la ficción, cómo funciona en tanto modo de pensamiento, qué es realmente el arte de la escritura. En la segunda parte me ocupo de asuntos técnicos más concretos y planteo algunos ejercicios.
(…) Este libro, y los ejercicios que incluye al final, se ha utilizado desde hace muchos años en las diversas universidades en las que he sido profesor de Escritura Creativa (…) así como en otras universidades donde algunos amigos míos han dado clases de Escritura Creativa. Con el título de «El libro negro» ¾pirateado, eso sí¾ ha tenido una amplia circulación entre escritores y profesores a la mayoría de los cuales ni siquiera conozco aunque sean amigos de amigos. He recibido periódicamente abundantes comentarios sobre la eficacia del libro y, siguiendo el consejo de otras personas que lo han utilizado, he revisado y puesto al día tanto el texto principal como los ejercicios en múltiples ocasiones. Si ahora lo publico no es porque me parezca que por fin raya en la perfección ¾por lo que a mí se me alcanza, con todos los cambios que he ido introduciendo puede haber terminado por convertirse en todo un himno a la confusión¾, sino por estar convencido de que en su actual forma es bastante bueno y, por lo que tengo entendido, el libro más útil en su especie.»
JOHN GARDNER

«Si fuera preciso destacar un solo rasgo que caracterizase de un fogonazo este manual y lo distinguiera de todas las demás obras al uso, yo sin duda me decantaría por el pragmatismo con que Gardner ha recogido y ordenado su larga, aquilatada experiencia como profesor de Escritura Creativa y, por supuesto, como escritor dotado de una fina capacidad para reflexionar sobre su tarea, al hilo de su propio cultivo de la escritura y de sus lecturas de las ficciones de otros autores (…) para beneficio del aspirante a escritor, del principiante e incluso del escritor no ya en ciernes, sino cernido.»
MIGUEL MARTÍNEZ-LAGE

ENLACE: PÁGINA DE JOHN GARDNER

martes, 14 de septiembre de 2010

miércoles, 8 de septiembre de 2010

"El libro del haiku" de Alberto Silva



SINOPSIS:
EL LIBRO DEL HAIKU es, ante todo, un libro de poesía, escrito, traducido y anotado por un poeta. Fruto de la pasión lírica, de la investigación lingüística y de la precisión imaginativa, el volumen reúne nuevas traducciones al castellano de 800 haikus compuestos por unos 110 haijin (hombres del haiku, con sus versiones kanji y romaji, precedidas de una introducción acogedora y seguidas, en el apéndice, por un sedicioso ensayo crítico. Este libro saca al haiku des vetusto museo de convencional y lo vuelca en las populosas avenidas de la poesía y en sus sendas más humildes y solitarias. El resultado es una completa revisión de la lectura de este género poético tradicional, hecha posible por la calidad de las versiones.


ENLACE: TRADUCIR JAPÓN

BLOG DE ALBERTO SILVA

lunes, 6 de septiembre de 2010

FRASE CÉLEBRE

Solo la mano que borra puede escribir la verdad.

Autor: Eckhart de Hochheim

"Escribir. Manual de técnicas narrativas" de Enrique Páez



SINOPSIS:
Un completo manual de técnicas narrativas para el cuento y la novela, con 130 sugerencias y ejercicios prácticos para mejorar la construcción y el estilo de las historias.

ENLACE: BLOG DE ENRIQUE PÁEZ

domingo, 5 de septiembre de 2010

"El mito de Sísifo" de Albert Camus


SINOPSIS:
La aparición casi simultánea -en 1942- de EL MITO DE SÍSIFO y «El extranjero» reveló al público el talento literario, la sensibilidad ética y la capacida de reflexión teórica de Albert Camus (1913-1960), para quien narrativa, teatro, ensayo y periodismo fueron medios alternativos para indagar sobre la complejidad, la ambigüedad y la riqueza de la condición humana y para plantear y debatir los grandes problemas morales de nuestra época. La obra se compone de cuatro capítulos y un apéndice («La esperanza y lo absurdo en la obra de Franz Kafka») que estudian, desde enfoques cercanos al existencialismo, esa «sensibilidad absurda» que parece dominar gran parte del siglo XX.

sábado, 4 de septiembre de 2010

"Ponche de ácido lisérgico" de Tom Wolfe


SINOPSIS:
Esta obra está calificada por los críticos de obra maestra de la novela de no ficción, es la mejor crónica que se ha escrito jamás sobre el épico viaje de Ken Kesey y sus compañeros, verdadero 'núcleo duro' del movimiento hippie, y une al interés de una historia fascinante, contada con escrupulosa fidelidad, la seducción de una atmósfera y unos personajes reales dignos de las mejores ficciones de Updike o de Bellow.


viernes, 3 de septiembre de 2010

"Microrelato" de Luis Landero


"Introducción a la teoría literaria" de José Domínguez Caparrós


SINOPSIS:
Prólogo.- La literatura. Disciplinas literarias.- Definición de la literatura. Sus funciones.- La literatura y las demás artes.- Literatura y psicología.- Literatura y sociedad I. Teoría marxista.- Literatura y sociedad II. Estructuralismo genético. Literatura y política. Sociología de la literatura.- Disciplinas literarias.- La lengua y los géneros literarios.- Introducción.- El concepto de género literario.- La épica.- El teatro.- La lírica.- La novela. Otros géneros.- La lengua literaria.- Bibliografía.

jueves, 2 de septiembre de 2010

"Juegos de la edad tardía" de Luis Landero


SINOPSIS:
Los anhelos de una vida amorosa e intelectual inquieta que Gregorio alimentó en su juventud se habían esfumado cuando, convertido ya en un oficinista gris, conoce un día por teléfono a Gil , hombre modesto, maduro también, quien, tras largos años de exilio, acabó idealizándolo todo en mitos anacrónicos. Gil necesita a toda costa a un héroe-artista al que adherirse y, lentamente, consigue resucitar en Gregorio sus sueños juveniles y el deseo de convertirse en esa figura simbólica. Y ha lugar la metamorfosis de Gregorio en Faroni , personaje que ninguno de los dos nunca logró ser -ingeniero y poeta, trinfador, culto, políglota, apuesto, audaz en el amor, «progre»-, pero patética caricatura del artista trasnochado. Cuando Gil va por fin a conocer a Gregorio , éste ya no puede volver atrás. Estos dos adolescentes otoñales han emprendido juegos demasiado peligrosos , y fortificando el uno por la feredentora del otro, ya no pueden sino fundirse para siempre en Faroni.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Trailer de "Trainspotting"


"Poética/Retórica" de Aristóteles


SINOPSIS:
Ninguna de las obras de Aristóteles ha ejercido una influencia parangonable a la de Poética, la cual nos ha llegado incompleta. Su primer fragmento consiste en una introducción general seguida de un estudio sobre la tragedia y la epopeya, y el segundo está dedicado a la comedia y a la música.
El concepto aristotélico de poiesis es más vasto que el habitual nuestro de '' poesía '', y sirve para indicar la creación artística en general, la cual, conforme a la tradición realista griega, es concebida como imitación de la realidad sensible. Por lo que respecta a su Arte Retórica, en ella nuestro filósofo la define como la contraparte de la dialéctica. Retórica y dialéctica están, así, estrechamente relacionadas con el saber; ambas se fundan en verdades comunes. Pero mientras la segunda expone, la primera persuade o refuta.

"Trainspotting" de Irvine Welsh

SINOPSIS:
Esta novela se convirtió en uno de los acontecimientos literarios de la última década. Fue rápidamente adaptada al teatro y luego llevada a la pantalla por Danny Boyle, uno de los jóvenes prodigio del cine inglés. Sus protagonistas son un grupo de jóvenes desesperadamente realistas, habitantes del otro Edimburgo, el que no aparece en los famosos festivales, capital europea del sida y paraíso de la desocupación, la miseria y la prostitución, embarcados en una peripecia vital cuyo combustible es la droga.