domingo, 20 de noviembre de 2016

TALLERES LITERARIOS 2017


He decidido poner en marcha mis propios talleres literarios, de lectura y de creación literaria. Me encantaría contar contigo para que este proyecto sea una realidad.

En el siguiente enlace te dejo una presentación, donde podrás encontrar todos los detalles:

Puedes compartir esta iniciativa con cualquier persona que consideres y que pueda estar interesada en las actividades.

Más información en:
tallerliterarioraul.blogspot.com.es


martes, 8 de noviembre de 2016

martes, 29 de julio de 2014

Julio Llamazares: Las lágrimas de San Lorenzo



SINOPSIS:
Una emocionante historia sobre los paraísos e infiernos perdidos -padres e hijos, amantes y amigos, en-cuentros y despedidas- que recorren toda una vida entre la fugacidad del tiempo y los anclajes de la memo-ria.
«-Cada estrella que pasa —dijo Otto— es un verano de nuestra vida. -No —le corrigió Nadia, su novia, sin dejar de mirar al cielo—. Cada estrella que pasa es una vida.»
Un profesor de universidad que ha rodado por Europa como una bola del desierto sin echar raíces en nin-gún lugar regresa a Ibiza, donde pasó sus mejores años de joven, para asistir junto con su hijo, del que vive separado hace ya tiempo, a la lluvia de estrellas de la mágica noche de San Lorenzo. La contemplación del cielo, el olor del campo y del mar y el recuerdo de los días pasados desatan en él la melancolía, pero tam-bién la imaginación.
«— ¿La has visto? —me dice Pedro, mirándome. —Sí —le respondo yo. Da igual que la viera o no. Al niño le da lo mismo que sea verdad o mentira y, en el fondo, prefiere que le mienta con tal de compartir su emoción conmigo. Le he traído hasta aquí arriba para verlas. Lejos de las construcciones que ocupan toda la isla y cuyas luces alumbran la lejanía como si fuera un cielo invertido. Es imposible escapar de ellas por más que uno se aleje de donde están.»


Julio Llamazares nació en Vegamián (León) en 1955. Su obra abarca prácticamente todos los registros lite-rarios, desde la poesía —La lentitud de los bueyes (1979) y Memoria de la nieve (1982)— a la literatura de viaje —El río del olvido (1990, Alfaguara, 2006), Trás-os-Montes (Alfaguara, 1998) Cuaderno del Duero (1999) y Las rosas de piedra (Alfaguara, 2008), primer volumen de un recorrido sin precedentes por España a través de sus catedrales—, pasando por la novela —Luna de lobos (1985), La lluvia amarilla (1988), Esce-nas de cine mudo (1994, Alfaguara, 2006) y El cielo de Madrid (Alfaguara, 2005)—, la crónica —El entierro de Genarín (1981)—, el relato corto —En mitad de ninguna parte(1995)— y el guión cinematográfico. Sus artículos periodísticos, que reflejan en todos sus términos las obsesiones propias de un narrador extraordi-nario, han sido recogidos en los libros En Babia (1991), Nadie escucha (Alfaguara, 1995) y Entre perro y lobo (Alfaguara, 2008). Su último libro es el volumen de relatos titulado Tanta pasión para nada (Alfaguara, 2011).


Fuente: Editorial Alfaguara

CRÍTICA:
Estamos ante una novela corta pero extensa en la narración, donde podemos comprobar que lo novelado es solo el comienzo de otra narración oculta que podemos encontrar dentro de las palabras, un juego entre autor y lector, donde el trabajo se realiza a medias, el primero enciende la chispa y el segundo bucea en todo aquello que no está dicho, que no está narrado, pero que se encuentra en aquellos espacios en blanco: entre las líneas, entre los párrafos y principalmente entre los capítulos; ese lugar donde se genera el espacio, ese lugar donde detenerse antes de seguir con la lectura del siguiente capítulo, donde el lector debe reflexionar sobre todo aquello que ha leído y excavar dentro de todo lo que rodea a aquello que ha sido narrado.
La narración se desarrolla durante la noche de San Lorenzo, que sirve como marco y motivo para que un padre y un hijo pasen dicha noche juntos observando el paso de las estrellas por el firmamento. En ella se desarrollarán diferentes diálogos entre ambos personajes y también monólogos que enuncia el padre a lo largo de los silencios, narrando acontecimientos importantes en su vida y mencionando a todas aquellas personas que formaron parte de la misma.
Al terminar de leer el libro, comprobé una evolución en la narración de nuestro autor, una evolución que transita desde la estética de anteriores novelas hacia un camino ético que queda marcado en la propia trayectoria del personaje principal. No pude dejar de recordar otras novelas que había leído anteriormente, como las novelas orientales que pude descubrir de la mano de Baricco, pero en esta obra podía comprobar mayor hondura. Nuestra novela, al contrario que aquellas, no se sirve de la narración como justificación para la demostración estética y poética, estamos ante todo lo contrario, donde la narración se encuentra en todos aquellos momentos que podríamos considerar estético y que nos arrastra hacia un pensamiento ético, un pensamiento que nos lleva por la experiencia de una vida narrada en primera persona y que utiliza la dialéctica, tanto en el diálogo con el hijo principalmente y en los monólogos del narrador protagonista, como medio para llegar a lo que verdaderamente importa: a la reflexión sobre la vida, el paso del tiempo, el amor, la amistad, la paternidad. Ya no interesan esos sentimientos que eran temas centrales en los anteriores libros como materia prima, que siempre podemos seguir encontrando en los textos de nuestro autor, la narración intenta que estos sentimientos sirvan para un aprendizaje mayor, aunque podría decir que en el caso de esta novela sería más correcto aprehender, donde debemos agarrar todo aquello que nos interesa como seres humanos definidos por aquellas preguntas que nos amenazan constantemente en nuestra existencia, que reflejan nuestra vida y la de todos los seres humanos, que nos permiten crecer con la experiencia de ese personaje protagonista que nos narra su historia; su vida.
En cuanto al trabajo del escritor comprobamos la importancia de la estructura en la novela, el repartir la narración en capítulos cortos facilita no solo una lectura ordenada sino que permite que la peripecia narra-da termine cerrada en cada uno de ellos: tanto en un fin en sí mismos como en una parte completa de esa totalidad que no es mostrada. Interesante la utilización de los diálogos para definir a los personajes y facilitar la posición del lector como receptor en primera mano de toda la historia, sin olvidar que son narradas por un personaje y su punto de vista siempre es muy subjetiva, y que permite que extraigamos nuestras propias conclusiones a partir de las experiencias que son noveladas. Concluyendo la novela en un final abierto que posibilita el pensamiento en la historia y un trabajo posterior que debe cerrar el lector.
La caracterización de los personajes me parece muy cuidada, tanto en el tono del protagonista como la de todos aquellos personajes que van formando parte de su vida y de la trama, pero me interesa mucho más la verosimilitud que le proporciona al hijo del protagonista porque en él muestra unos límites propios de la edad y que difícilmente se respetan en las novelas; su mundo es muy cerrado, pero tampoco su personaje puede ir más allá de una vida que aún no ha vivido y que prioriza pensamientos lógicos para su edad. Fundamental es el orden de los hechos utilizando dos planos bien diferenciados, ambos separados pero utilizados de forma lineal: pasado y presente. La trama queda reflejada en dos espacios temporales: un presente que sirve de marco para narrar todas aquellas situaciones que sucedieron en el pasado y que son complementarias de los pensamientos que surgen en el tiempo presente donde ocurre la narración, donde el protagonista nos muestra todas esas conclusiones que desarrolla a través de los acontecimientos sucedidos en su vida.
Durante la lectura uno va comprobando como el trabajo del escritor en esta novela ha sido más de destruir que de construir, o mejor dicho, de excavar, de apartar todo aquello que no necesitaba para la narración y que impedía transmitir la idea principal del texto con la fuerza necesaria, que estorbaría para que el lector realizara su labor, eliminar aquello que no permitía que la reflexión produjera los efectos buscados; una reflexión compartida por ese triángulo formado por el escritor-personaje-lector.
Siempre produce placer encontrar buenos libros, donde el autor nos quiere transmitir más, que sus palabras transporta mayor significación que aquella que encontramos en el campo semántico, donde aquello que se narra nos quiere contar algo más y que ese trabajo de descubrimiento lo debe realizar el lector.


Puedes encontrar más referencias en el siguiente enlace:




jueves, 11 de abril de 2013

Entrevista a Ernesto Sabato

En el siguiente video podemos encontrar la entrevista que realizaron a Ernesto Sabato en el programa de RTVE "A Fondo":


Fuente: Youtube.

lunes, 14 de enero de 2013

Entrevista a Philip Roth

En el siguiente video podemos encontrar una entrevista que realizan a Philip Roth que aparece en Youtube:


viernes, 11 de enero de 2013

Trailer de la película sobre "El animal moribundo" de Philip Roth

En el siguiente video podemos encontrar el trailer de la película sobre "El animal moribundo" de Philip Roth que aparece en Youtube:



miércoles, 9 de enero de 2013

"El animal moribundo" de Philip Roth (Traducción por Jordi Fibla)



SINOPSIS:
En esta novela de 2001, Roth retoma al personaje de David Kepesh (El pecho y El profesor del deseo). Kepesh tiene aquí ya más de sesenta años, es un eminente crítico televisivo y uno de los catedráticos estrella en una universidad neoyorquina cuando conoce a Consuela Castillo, una atractivísima estudiante de veinticuatro, de modales refinados e hija de un matrimonio de ricos exiliados cubanos. Empiezan una aventura sexual que resulta ser una bomba que hace añicos el mundo intelectual y erótico de David. Desde la revolución sexual de los sesenta, cuando abandonó a esposa e hijo, Kepesh se ha dado a experimentar lo que llama «la masculinidad emancipada», escapando al alcance de la familia o de una pareja. Con los años ha logrado refinar lo que mamó de esa exuberante década de protesta y libertad hasta encajarla en una vida plenamente ordenada, donde sigue teniendo, con jóvenes estudiantes, vías de escape al mundo del eros y asimismo sabe mantener la distancia estética suficiente. Pero la juventud y belleza de Consuela, «una obra maestra de la voluptuosidad», desarman por completo los constructos por los que se rige David, quien se ve convertido en un posesivo obseso sexual condenado a arrastrarse por el oscuro lodazal de los celos.

En la narración del descenso de Kepesh, Roth despliega un impresionante repertorio de variaciones sobre eros y tánatos, la licencia y la represión, el egoísmo y el sacrificio. Con El animal moribundo título tomado del poema de W.B. Yeats «Navegando hacia Bizancio»: «Mi corazón entero consumid, que está enfermo / de tanto desear y, atado a un animal / que agoniza, no sabe ya ni qué es; dejad / que me acoja al artificio de la eternidad» Philip Roth logró una de sus novelas más penetrantes y abrasivas.

La nueva novela de Philip Roth es una historia íntima y universal sobre la pérdida, el arrepentimiento y el estoicismo. El autor de La conjura contra América (Literatura Mondadori, 2005) desvía ahora su atención hacia la lucha crónica de un hombre contra la mortalidad. El destino del protagonista de la novela comienza con la primera y abrumadora confrontación con la muerte en las idílicas playas de sus veranos infantiles, pasando por los problemas familiares y los logros profesionales en su edad adulta, hasta llegar a su vejez, momento en el que se siente desgarrado al comprobar el deterioro de sus contemporáneos y el suyo propio. Creativo publicitario de éxito con una agencia de publicidad en Nueva York, el protagonista es padre de dos hijos de un primer matrimonio, que lo desprecian, y de una hija de un segundo matrimonio, que lo adora, además del amado hermano de un buen hombre cuyo bienestar físico despierta en él una amarga envidia y el solitario ex marido de tres mujeres con quien ha mantenido matrimonios desastrosos. Es, por fin, alguien que acaba siendo aquello que no quería llegar a ser. Elegía hace referencia a una obra de teatro alegórica y anónima del siglo XV, un clásico del antiguo drama inglés, cuyo tema es la evocación de la vida en la muerte.

David Kepesh, a sus ochenta años, confiesa a un personaje desconocido una de sus últimas experiencias sentimentales: la que mantuvo con Consuelo Castillo, una joven cubana, casi cincuenta años más joven que él.

Desde que la revolución de los sesenta lo liberó de sus ataduras familiares, Kepesh, profesor universitario, famoso periodista, un hombre seductor, inteligente y culto, ha vivido al margen de cualquier compromiso. Y tiene una rica fuente para sus conquistas dentro de sus propias clases. A las puertas de la vejez, la vitalidad y la hermosura de Consuelo enfrentarán al protagonista con el significado de su vida.


En 1997, Philip Roth obtuvo el premio Pulitzer por Pastoral Americana. En 1998 recibió la Medalla Nacional de las Artes en la Casa Blanca, la Medalla de Oro de Ficción, concedida anteriormente a John Dos Passos, William Faulkner y Saul Bellow, entre otros. Ha sido galardonado en dos ocasiones con el Nacional Book Award y el Nacional Books Critics Circle Award. Ha obtenido tres veces el PEN/Faulkner Award. En 2005 La conjura contra América recibió el premio de la Society of American Historians concedido a "la novela histórica sobresaliente en 2003-2004 sobre un tema histórico norteamericano". Recientemente Roth recibió los dos premios más prestigiosos del PEN: en 2006 el PEM/Nabokov Award "a una obra# de originalidad perdurable y absoluta maestría", y en 2007 el PEN/Saul Bellow Award a los logros en la narrativa norteamericana, concedidos a un autor cuyo "nivel de calidad durante una carrera prolongada le sitúa en el escalón más alto de la literatura norteamericana". Roth es el único escritor norteamericano vivo cuya obra está publicando la Library of America en una edición completa y definitiva. Está previsto que el último de los ocho volúmenes vea la luz en 2013. En 2008 Literatura Mondadori publicó Sale el espectro. Ahora recupera Nuestra pandilla.

Desde 1992 se dedica por completo a la literatura. Es autor de Goodbye, Columbus (1959; Seix Barral, 2007); El mal de Portnoy (1969; Seix Barral, 2007); Zuckerman encadenado (1985; Seix Barral, 2005); La contravida (1986; Seix Barral, 2006), National Book Critics Circle Award; Los hechos (1988; Seix Barral, 2008); Patrimonio (1991; Seix Barral, 2003), National Book Critics Circle Award; Operación Shylock (1993), PEN/Faulkner Award; El teatro de Sabbath (1995), National Book Award; Pastoral americana (1997), Pulitzer de Narrativa; Me casé con un comunista (1998), Ambassador Book Award; La mancha humana (2000), PEN/ Faulkner Award y W. H. Smith Literary Award en Gran Bretaña; El animal moribundo (2001); El oficio: un escritor, sus colegas y sus obras (2001; Seix Barral, 2003); La conjura contra América (2004); Elegía (2006), PEN/Faulkner Award; Sale el espectro (2007), e Indignación (2008). En 1986 recibió la Medalla Nacional de las Artes, y en 2001 el más alto galardón que concede la Academia Norteamericana de las Artes y de las Letras, la Medalla de Oro de Narrativa, otorgada cada seis años a la totalidad de una obra.

Philip Roth nació en Newark, Nueva Jersey, en 1933. Estudió en la Universidad de Bucknell y en la de Chicago, donde fue profesor de Literatura Inglesa. Más tarde, en Iowa y Princeton, enseñó Escritura Creativa. Roth es un escritor imprevisible salvo en la calidad de sus libros. Cada novela suya es un descubrimiento. Entre sus obras destacan El lamento de Portnoy (1969), Operación Shylock (1993), El animal moribundo (2001) y, sobre todo, la fascinante trilogía en la que disecciona con agudeza extraordinaria las contradicciones de la sociedad norteamericana del siglo XX: Pastoral americana (1968), Me casé con un comunista (1998) y La mancha humana (2000). Entre otros, ha ganado el Premio Médicis a la mejor novela extranjera, el National Book Award for Fiction, el National Book Critics Circle Award, el PEN/Faulkner y el Pulitzer.


Fuente: Editorial Alfaguara

CRÍTICA:
Libro de Philip Roth del año 2001, en el que podemos intuir los temas que tratará en los últimos libros y que tan bien definieron Yolanda Monge y Winston Manrique Sabogal, en el artículo de “El país” del día 10 de noviembre de 2012: “Roth dice adiós a la escritura”.

«Sus últimas novelas giran alrededor de un hombre mayor que ha sido más o menos exitoso profesionalmente, hasta que se derrumba, se deprime o se decepciona de la vida y del mundo, pero que se topa con el amor, la pasión y el deseo sexual por una mujer que emerge como aparente salvadora. Una bifurcación de sensaciones y sentimientos con una presencia fuerte: la muerte».

En estas palabras podemos encontrar el resumen que define a la perfección esta novela. El uso del protagonista de su conocimiento y aura para embaucar a jóvenes que se aferran a él por el reconocimiento o por su sabiduría. Como este mundo se derrumba ante la aparición de Consuelo y como modifica su actitud con respecto a otras relaciones anteriores. La vuelta a los celos, el miedo de no llenar a la otra persona, la diferencia de edad como giro continuo en los pensamientos del protagonista, la necesidad continua en su día a día de esa figura salvadora que le permite redimirse de los errores del pasado; es la búsqueda continua de la creencia y la fe en la figura femenina que le permite obtener al protagonista la salvación.


Además de los temas que el autor toca en estas páginas, es muy importante la manera en la que narra cada uno de los acontecimientos, dando mucha importancia a los sentimientos que se genera en cada una de las escenas. Para ello utiliza el método de la declaración, de la misma narración, para que el lector se sienta participe de toda la historia que está leyendo o, mejor aún, se podría decir que está escuchando, de primera mano del protagonista de la historia. Éste te hace participe de sus deseos, de sus miedos, de sus frustraciones, de sus anhelos e incluso te hace testigo de sus problemas y cómplice de sus mentiras, y todo se lo debemos a la utilización de la primera persona, pero que narra hacia un “tú” que es el lector. Estupenda obra para acercarse a la narrativa de Roth, para encontrar el ejemplo de la narración que utiliza para describir todo aquello que interesa al propio autor, los métodos y estructuras que buscan encontrar el punto correcto para que el texto transmita lo que quiere trasmitir. Aconsejo la lectura de esta obra a quien quiera sentir la magia de esos libros que te llevan por donde ellos quieren ir y que te obliga a permanecer enganchado a la página siguiente. Una delicia de narración que nos presenta a un personaje muy cercano y que nos sitúa en su lugar. Una pena que el autor haya decidido retirarse de la escritura, cosa que comprobaremos si es cierta en un futuro, porque ya ésta no le trasmite la fuerza que le transmitía en un principio, como indican sus propias palabras:

«He dedicado mi vida a la novela: he estudiado, he enseñado, he escrito y he leído».

Puedes encontrar más referencias en el siguiente enlace:




lunes, 7 de enero de 2013

Crítica del libro "Libertad" de Jonathan Franzen

Última novela de Franzen, nombrada como la gran novela americana del siglo XXI, aunque creo que la eti-queta de gran novela responde a una intención más de marketing que con la verdadera condición de la misma. Narra, centrándose en los miembros de una familia americana, el tipo de sociedad en la que viven dichos protagonistas. Interesante marco temporal que recoge la novela, detallando distintas épocas y distintos aspectos de cada una de ellas. Lo mejor de la novela es la interacción de los tres protagonistas del triángulo amoroso y como la vida individual de cada uno de ellos irrumpe con fuerza en la de los otros dos compo-nentes. Aunque los grandes temas que aparecen a nivel familiar: amor, deseo, engaño, fracaso, estén presentes en la obra y cualquier persona pueda definir y encontrar las características que los rodea, en general, la obra está dirigida a un público que encuentre mayor cercanía con los personajes y el lugar donde se desarrollan los acontecimientos. Este público es el americano y su forma de ver la vida, a nosotros nos puede resultar lejano en los detalles y distante en su planteamiento, pero sí no permite adentrarnos en el desarrollo de la historia y descubrir otra manera de entender la vida. Interesante novela que desarrolla correctamente los personajes y que nos muestra las distintas caras que puede poseer el ser humano, se pierde en la historia secundaria que rodea a la narración en la última parte de la novela y tampoco añade mucha mayor información de los personajes.

En la siguiente dirección puedes hojear las primeras páginas de la novela:




viernes, 4 de enero de 2013

Crítica del libro "The Beats" de varios autores

Esta obra es la recopilación de la obra de distintos autores. Buena si no se tiene conocimiento de la gran Generación Beat, de lo contrario solo servirá para recordar hechos que son de todos conocidos y que acre-centaron su fama. Más interesantes y completos los capítulos dedicados a las tres grandes figuras del movimiento: Kerouac, Ginsberg y Burroughs. También aquellos que están dedicados a las figuras menores y al movimiento cultu-ral que surgió en dicha época. Muy interesante el capítulo dedicado a las mujeres que rodearon a los pro-tagonistas, olvidadas en muchas recopilaciones y que también fueron principales de la historia de este gru-po. Recomiendo huir de las grandes obras conocidas de los autores y adentrarse en aquellas que son menos conocidas, buscar información de primera manos con las cartas, autobiografías y todos aquellos textos que describieron la Generación Beat estando fuera del propio movimiento. También recomiendo el libro “Loca sabiduría. Así fue la generación Beat” de James Campbell, donde se puede encontrar la relación y los viajes que los autores realizaron.

En la siguiente dirección puedes hojear las primeras páginas del cómic: